Pobreza y riqueza…

La pobreza y la riqueza es un tema que desde los inicios del mundo ha estado en el tapete. Hombres, mujeres, han luchado denodadamente por ser ricos, poderosos, dominantes, pero… ¿Porque y para qué? El ego es el gran protagonista en este y otros temas. Es quién constribuye a fomentar ese afán de riqueza, al mismo tiempo que los induce a “crear” pobreza para para sentirse superior, para situarse en un pedestal. El humano en su afán de protagonismo busca sobresalir, dejándose llevar por el amor propio, en lugar de dejarse seducir por el amor. La riqueza cuando ciega a las personas es cuándo se convierte en su único objetivo y es entonces cuando se convierte en un cáncer muy peligroso, que carcome a la sociedad. La ambición y la codicia, al igual que la sed de poder, son malos consejeros. Realmente resulta penoso que el ser humano sea capaz de inventar cosas tan importantes, cómo lo son los avances tecnológicos; el ser humano es capaz, dada su inteligencia, de encontrar científicamente cura para enfermedades que en el pasado fueron letales y sin embargo es incapaz de dominar sus bajos instintos, sus miserias. Pareceria que su deporte favorito es aumentar su poderío y su riqueza sin importar los medios ni las consecuencias de su insania. Realmente creo que debería preguntarse ¿qué es ser rico?, quizás entonces y solo entonces sería capaz de llegar al verdadero significado de la palabra RIQUEZA. Ricos somos todos, simplemente deberíamos desprendernos del materialismo como tal, ser rico no tiene porqué referirse pura y exclusivamente a la riqueza material, a la posesión de bienes, y a la acumulación de riquezas. El dinero en algunas personas actúa como una droga, una verdadera y peligrosa droga que llegando a un punto, logra mostrar la peor faceta del ser humano. Con tal de aumentar su riqueza, el ser humano es capaz de cometer actos detestables, ruines y violentos. Se convierten en fieras salvajes, depredadores de su propia especie.
¿Quien es mas rico? Más rico no es quien más tiene, más rico es quién es capaz de darlo todo por los demás. Esa riqueza interior lo hace noble, lo hace puro. Cómo todo en la vida de las personas, transcurre de acuerdo a su proceder, a sus acciones. Es más rico de quién comparte lo mucho o lo poco que tiene, sin esperar nada a cambio. La vida lo premiará dándole más aún, siempre y cuando lo que entregué sea de corazón.
Por esta razón preguntaría entonces…
¿Que es ser rico? Ser rico para mí, es ser poseedor de esa riqueza interior, capaz de darlo todo, de entregarlo todo desinteresadamente, sin pedir nada a cambio. Esto es algo qué lamentablemente en el mundo actual poco se ve, ¿utopia o ingenuidad? Es imposible que una persona rodeado de bienes materiales, de riqueza, de confort, de bienestar, ser capaz disfrutar de su estatus sin siquiera darse cuenta que el resto del mundo carece muchas veces de lo mínimo elemental para la suoervivencia. Gran porcentaje de la población mundial está atravesando por momentos difíciles, yo le preguntaría a estas personas sí son capaces de ostentar su riqueza, de ufanarse de su privilegiada posición, cuándo en la gran pantalla están constantemente mostrándonos personas, seres humanos, que sufren hambruna, que padecen necesidades, que mueren apiñados debido a enfermedades como el SIDA por ejemplo. Simplemente por el mero hecho de no poder acceder a un servicio sanitario, ni a medicamentos, están condenados, la espada de Damocles pende sobre ellos. El egoísmo del ser humano puede llegar tan lejos como se lo proponga. Estos “espécimenes” acaban convirtiéndose en témpanos de hielo, que no sé conmueven ante esta penosa situación, ni ante nadie. Millones de personas en el mundo, en las grandes ciudades como Nueva York, Londres, Madrid, Barcelona, Berlín, Roma, etcétera. Malviven en la calle, siendo su único techo el cielo raso, su abrigo los harapos que pueda encontrar en los contenedores o cartones y periódicos. ¿Hasta dónde has llegado la insania de la supremacía del hombre sobre el resto? ALa riqueza acumulada es síntoma inexorable de poder, resulta evidente que la raza humana ha sufrido y sufre un deterioro de valores, una amenazante carencia de sensibilidad ante el dolor ajeno, y una insolidaridad que nos está destruyendo. El cambio climático seguramente con el paso de los años sea capaz de extinguir el planeta, pero es el mismo ser humano como tal, que se autodestruirá asimismo. Vivimos en sociedad, no podemos desconocer las necesidades del resto de los seres humanos, de las personas que nos rodean. No podemos ser tan despiadados, pretendiendo continuar siendo amos y señores, señores feudales, Reyes autoritarios, tiranos y que el resto de la humanidad sean sean vasallos, esclavos, víctimas inocentes de la soberbia y la prepotencia de una minoría que se regodea inmune de su supremasia. Eso debería haber quedado en el pasado, todos tenemos derecho a tener una vida digna, a tener un techo sobre nuestras cabezas donde cobijarlos, a tener acceso a la educación y a la sanidad, a tener un trabajo que respete los derechos fundamentales de las personas, con salarios dignos, que nos permitan vivir, ganamos la vida decentemente, honestamente y disfrutar plenamente de la vida, porque de eso se trata y a eso venimos a este planeta.
En África hay grandes señores que se han apoderado no solo de la riqueza del continente, sino de las personas, sometiéndolas a regimenes totalitarios, obligándolas a vivir en la más extrema pobreza. Hay niños que trabajan de sol a sol por un mísero euro para ayudar a sus familias, realizan trabajos insalubres. Hay mujeres qué además de trabajar duramente y educar a sus hijos, deben recorrer kilómetros para hacerse con un cubo de agua.
El agua es un bien muy preciado que la gran mayoría de los seres humanos la tenemos alcance de la mano, con el simple hecho de abrir un grifo, sin pensar que en otros puntos del planeta existen personas que carecen de esté tan preciado bien para la vida. Estos gobernantes que viven en palacios revestidos de mármoles y oro, rodeados de riquezas, de sirvientes que les hacen la vida mucho más sencilla, son inmunes a las calamidades a la que está sometida la mayoría de la población. Sus conciencias permanecen adormiladas en el tiempo, les parece tan normal, tan natural que esto sea así, qué son incapaces de poseer ni un atisbo de empatía, de ponerse en el lugar del resto de las personas. Pero no hablemos solamente de África, hablemos de Occidente, hablemos de la península arábica, de Asia… Fortunas enteras se derrochan, mientras el mundo está necesitado de caridad humana y calidad humana. ¿Cómo es posible que una persona tenga un coche de oro, mientras existan personas qué deambulan por las calles, por los áridos y abruptos terrenos, descalzos? Voy más allá, ¿cómo es posible que la Iglesia viva rodeada de riquezas, de comodidades? ¿Es la misma Iglesia que predica la caridad, la fraternidad, el amor al prójimo. ¿Porque no predica con el ejemplo? No hay que regalar dinero a quien vive en la miseria, ese no es el camino. Ni es regalando limosna como se soluciona este gran problema, es creando un nuevo sistema porque este está más que obsoleto. Un nuevo sistema alejado quizás del capitalismo, de la globalización, un sistema que permita a los seres humanos tener un puesto de trabajo con el que ganarse la vida. Crear puestos de trabajo con salarios adecuados a la vida actual, generara más riqueza y también generará una energía límpida que permitirá al ser humano ser más puro y mejor persona. ¿Cómo se logra esto? Simplemente desprendiéndose de la codicia, de la avaricia, del afán de poder y dejando fluir la esencia misma que todos los seres humanos poseemos. Entonces, y solo entonces estaremos convirtiendonos en personas capaces de dar y recibir, despojados de esa burda carcasa, ruda, rústica, primitiva, que lo único que ha hecho es conducir a la humanidad al abismo. El ego, el egoísmo son responsables directos de llevar a la sociedad a la hecatombe, al holocausto. Hechos estos que no deberíamos olvidar. La violencia, la corrupción, la guerra, el terrorismo se han convertido en las herramientas básicas que conducen a políticos, a ricos, a poderosos por derroteros equivocados. La venta de armas genera todo este despropósito y destruye a la humanidad como tal.
No es más feliz el que más tiene si no es que da de corazón, sin esperar nada a cambio
Recordemos aquel viejo refrán que dice: “Has bien sin mirar a quién” o las palabras de Jesús cuando dijo: “Que tu mano izquierda no vea lo que da tu mano derecha”. En India, cuya realidad demuestra la existencia de una desigualdad extrema entre la población, fluye la espiritualidad de manera tal que puede palparse a simple vista. La gran masa humana que puebla este místico país es mayoritariamente pobre, contrasta con la riqueza extrema, preponderante, dominadora, de la clase alta. Sin embargo, vemos una brillante humildad, espiritualidad innata en la sociedad, que forma parte de la RIQUEZA INTERIOR que les identifica.
Allí nació una novela titulada GUERRERA DE LA VIDA, esta novela intenta abrir los ojos a la sociedad mundial. Les dejo aquí un breve comentario sobre la misma y les invito a leerla…
GUERRERA DE LA VIDA
Es la historia de una mujer nacida en la marginación y la opresión de una sociedad injusta, que aspira a un mundo más justo y equitativo, esgrimiendo el amor y la solidaridad como único armamento. Intrigas, romances, thrillers, dentro de una historia cargada de emoción, color y sentimientos contradictorios, incomprensibles, paradójicos… Su protagonista nace en un pequeño pueblo de India, pero su vida la conducirá a Londres y Johannesburgo. Vida y obra de una heroína del siglo XXI, luchadora, tenaz, emprendedora e infatigable batalladora de la vida, que no se resigna a su estigma.

Anuncios

1 comentario en “Pobreza y riqueza…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close