¿Somos testigos apáticos o cómplices de la barbarie actual?

Breguemos por el bienestar de todos…
No es un slogan publicitario, sino que debería ser el cometido fundamental de todos los seres humanos.
El bienestar de todos y no solo el de unos pocos, cuya principal preocupación es seguir ocupando sus “tronos”, sus lujos, beneficios, usufructuando el poder y dando rienda suelta a la ambición.
Es probable que las nuevas opciones “asusten”, pero seguramente nadie podrá hacerlo peor que los viejos y archi conocidos “actores” de la magna comedia que llevan representando desde hace ya demasiadas décadas, para distraer, manipular y engañar a la sociedad.
Como ciudadana del mundo creo captar el sentimiento que siente gran mayoría de la población mundial. Una extraña y explosiva mezcla de impotencia, fastidio, cólera, repulsión, hastío,  ante los diferentes sucesos políticos que lastimosamente nos afectan a la gran mayoría. Las reiteradas injusticias y la soberbia arbitrariedad que emplean quienes están gobernados por su EGO, nos han convertido en los nuevos esclavos del siglo XXI.
SOMOS testigos involuntarios de como día a día se van desmembrando nuestros derechos, como son ultrajados y enterrados como antaño lo fueron, sin que se pueda siquiera manifestar libremente nuestro desacuerdo.
En Estados declarados oficialmente “democráticos” se están atando de forma tal las cosas a través de leyes y decretos, con el fin de reprimirnos y dejarnos inertes, aunque con visos de “legalidad”.
Esta etapa que se consideraba superada, había quedado anclada en el pasado, como corresponde, en la historia. Los muros fueron demolidos, la esclavitud abolida, las dictaduras cayeron por su propio peso. Orgullosamente la humanidad ha dado un paso al frente al emprender el camino hacia la DEMOCRACIA, la LIBERTAD, la JUSTICIA, la IGUALDAD y la PAZ… Sin embargo, existen seres humanos que aún permanecen estancados en el pasado más oscuro de la historia y se aferran con uñas y dientes a ella, para hacer prevalecer sus privilegios y su despotismo. Justifican su demencia esgrimiendo una irracionalidad muy peligrosa para la estabilidad y el futuro.

Muchos de ellos utilizan la herramienta más eficaz y conocida que les ha dado buenos resultados hasta el momento… “El sembradío del miedo y el temor” para mantener a las grandes masas aplacadas. Lo hacen como consecuencia de su propio miedo y terror que les incita a temer perder su “status”, su bienestar, sus privilegios. Resulta asqueante comprobar el poco respeto que tienen hacia la gran mayoría de la población, la poca empatia, solidaridad y calidad humana. Todas ellas “virtudes” que ni siquiera intentan disimular, muchos se ufanan de ellas. Lo hemos visto y oído en muchos de sus representantes que han manifestado abiertamente su desprecio hacia quienes en su día los encumbraron a la posición que hoy ostentan, pavoneándose de ella.

Desoyen el sentir de la sociedad, desconocen sus derechos, desvirtúan las situaciones y cometen cualquier tipo de acciones ruines con el único fin de lograr mantenerse en el poder, a como de lugar.
No importa como, con violencia, muerte, hambruna, represión…
Lo más extraño de todo esto es que aun existan algunos sectores de la sociedad que comulgan con ellos, y que reincidan en volver a votarlos. Sinceramente creo que éstos duermen el letargo de una ensoñación demente, sin pensar que su “comodidad” puede conducirnos al total descalabro cívico, democrático y a la bancarrota de la humanidad.
Hablan posesos de soberanía y vanidad contra otros sistemas democráticos a quienes intentan poner como referentes a la hora de solicitar el voto, cuando ellos mismos están cayendo en esas escondidas dictaduras, en enmascaradas democracias. Cualquier tipo de dictadura, ya sea de izquierda como de derecha, no ha resultado JAMAS recomendable. Los extremos son malos consejeros, siempre es preferible un término medio que contemple a todos por igual. Es difícil el equilibrio, pero no imposible.

A lo largo y ancho del planeta, de una u otra forma hemos sido y somos testigos de múltiples y escandalosos  casos de corrupción. No creo que exista un país que pueda jactarse de encontrarse LIBRE de CORRUPCIÓN.
El PODER corrompe, conduce al ser humano por los tortuosos caminos de la malversación, blanqueo de capitales, fraude, prevaricación, etc. etc., todo ello han empañado la democracia, la justicia y la imagen de muchas naciones. Sin embargo, resulta curioso comprobar las intenciones de “renovar” votos de quienes aún defienden a estos gobernantes que solo han bregado por su propio bienestar, causando el mayor daño posible a la ciudadanía. Es menester pensar que la empatía nos hace más justos, si logramos situarnos en el lugar del prójimo, por aquello de que el mundo es redondo y puede que un día nos toque a nosotros atravesar situaciones tan lastimosas como las que atraviesan millones de personas en el mundo. Una razón más para meditar y sopesar a quienes erigimos en el PODER. Votar es un DERECHO y una OBLIGACIÓN, pero hay que hacerlo a conciencia y con responsabilidad, pensando en el BIENESTAR de todos.

No somos ignorantes ni tontos para que intenten convencernos  que todo va bien cuando si miramos a nuestro alrededor comprobamos que nos están mintiendo sin ningún tipo de cargo de conciencia ni escrúpulos.

A veces me pregunto si pueden resultar tan ilusos como para creer realmente que sus “discursillos” son creíbles para alguien o si mienten tan naturalmente que ellos mismos se los creen…
La política no es saludable para ningún país, los políticos lo son menos aún. No importa su ideología, derecha, conservadores, socialistas, ultraderecha, liberales, demócratas, republicanos, nacionalistas, bolivarianos, colorados, blancos, peronistas, o como se denominen en los diferentes países de este ancho mundo, TODOS responden a un mismo patrón.
Analizando fríamente las diferentes opciones tradicionales y no tradicionales he llegado a la misma conclusión: Ambas representan el mismo peligro, es más estamos sufriendo en carne propia los efectos represivos de ellas.
El desconocimiento de los DD.HH y fundamentales, la abolición de la libertad de expresión ¡Es represión! Todo intento de abolir la libre expresión, la libertad individual o de manifestarse, o decantarse por ideologías diversas, es coacción, es dictadura, es represión… ¿Cuál es entonces la diferencia con otros sistemas “democráticos” con los que intentan asustarnos?
Venezuela, Cuba, Rusia, China, Grecia, Argentina, Brasil, Uruguay… Todos ellos han sido utilizando como argumentos contundentes para meternos el miedo en el cuerpo, sin embargo ocultan deliberadamente sus acciones represivas, que son con las que nos han despojado de derechos, libertades, dignidad y hasta honor.
Este es un viejo sistema, ya lo conocemos demasiado bien y hemos sufrido en carne viva las laceraciones de sus gestiones, por todo ello tenemos la obligación moral y el deber ciudadano de buscar la mejor opción para los intereses de todos los pueblos y no para el enriquecimiento de los mismos de siempre a costa de los ríos de sangre con que nos estamos desangrando.
Debemos avanzar, y confiar la defensa de nuestros derechos y bienestar a las nuevas fuerzas políticas que sean capaces de demostrar que están libres del cáncer que ha abatido a los “viejos” políticos. Este mundo necesita sangre nueva y sana, justicia social, igualdad y fraternidad.
La hipocresía de la política actual debe acabar, los discursillos electoralistas vacíos de contenido y plagado de mentiras debe cesar de inmediato. Oportunidades las han tenido a montones, pero quienes realmente poseen  pocas oportunidades es sin lugar a dudas, la clase obrera, los trabajadores, que son en definitiva el motor de todo país.
Sin trabajadores no hay nada. No hay industrias, ni comercio, ni Estado. Los trabajadores son la base de la sociedad y el engranaje que motoriza toda la estructura del país, y son justamente a quienes más han castigado siempre. Los ciudadanos somos quienes realmente gobernamos, eligiendo a los “representantes” que velen por el estado de bienestar de la mayoría y no al revés…
Resulta imprescindible que dejemos de ser “condescendiente”, permisivos, benevolentes y APATICOS con hechos tan deplorables como lo suponen los diferentes ” atropellos” que sufren diferentes sectores de la humanidad.
Los MUROS separan, dividen, alimentan odios, la violencia y la guerra son depredadores de seres humanos, la hambruna actúa como un sicario a sueldo… Luchemos por la PAZ, por la JUSTICIA, por la LIBERTAD, por el BIENESTAR de TODOS LOS PUEBLOS.
Ya esta bien de la manipulación masiva empuñada por los medios de comunicación, que se lucran de la violencia, del terrorismo, de las muertes… Construyen noticias catastróficas, alimentando el morbo con imágenes dantescas, destinadas a distorsionar la realidad y a manipular.
El periodismo serio realmente debe ser imparcial, justo y leal a los valores, a la ética y a la moral… ¡Lo demás es demagogia y un simple royalty!
Es responsabilidad de todos bregar por el BIENESTAR de TODOS, o nos convertiremos en depredadores humanos, cómplices de la demencia de quienes mueven los hilos del mundo.

Comparto con ustedes una breve reseña de la novela “PAISES PARA TONTOS” muy a propósito del tema de hoy.

Reseña del editor

Una novela actual que muestra las dos caras de la moneda en el mundo político actual. Fraude, hipocresía, manipulación, prevaricación, corrupción, lucha por el poder, ambición desmedida por parte de quienes dirigen los hilos del mundo y de la sociedad… Intrigas, trampas, la verdadera situación que involucra a millones de personas… Dos países diferentes, uno del primer mundo, otro del tercer mundo… Una visión que difiere de la oficial y muestra la caótica y precaria sociedad actual del Mercosur y Unión Europea.

Anuncios

1 comentario en “¿Somos testigos apáticos o cómplices de la barbarie actual?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close