¿Somos conscientes de la manipulación de que somos objeto?

El cuarto poder tiene la facultad de situarte en lo más alto de la cima, o de dejarte caer en el abismo más impresionante. 
Tiene un alcance difícilmente imposible de superar, por ello suelen ser moneda de cambio de personajes rimbombantes, altos cargos políticos, financieros, grandes holdings, BANQUEROS, empresarios y monarcas.
Un buen profesional periodista – comunicador es quien no se deja seducir por “recompensas”, ni manipular por el poder, ni permite que lo intimiden. En buen periodista se rige por los principios, por los valores, por la moral y la ética.
Un buen profesional de los medios de comunicación, sabe reprimir sus propias ideologías, es objetivo, imparcial y es un buscador incansable de la verdad. 
¿Cuantos “espécimen” de este tipo existen en el mundo? Francamente creo que es una especie en grave peligro de extinción, máxime cuando su “profesionalidad” y su honestidad puede conducirlos a engrosar las listas de parados.
El llamado cuarto poder, al igual que el Poder Judicial DEBEN ser imparciales, objetivos, honestos y leales para con su profesión. Ambos deberían velar por la búsqueda exhaustiva de la verdad, por el RESPETO a los derechos humanos e individuales de las personas y por la preponderancia de la verdad por sobre todas las cosas. ¿Como hacerlo? Aplicando los valores éticos y morales, evitando la mala praxis de quienes utilizan sus “influencias” indebidamente y sin preeminencia alguna.
Existe una corriente a nivel mundial que esta cobrando fuerza de forma contundente, que amenaza convertirse en un tsunami capaz de asolar todo aquello que se interponga en su camino. Se trata de un “sector minoritario” de la sociedad, pero de mucho peso e influencia, que es realmente quien amenaza seriamente la supervivencia del planeta. Si la humanidad no asume la realidad y no rectifica vamos camino a la extinción. 
El YO, el EGO gobierna al mundo desde el más absoluto egoísmo e individualismo, sin ni un solo atisbo de compasión. Busca pura y exclusivamente su propio BIENESTAR, despreciando la vida humana como tal. Quienes están en la cumbre del poder adolecen de sensibilidad, de humanidad y de solidaridad a la hora de hacer prevalecer sus intereses. Viven inmersos en su particular mundo plagado de cosas materiales, lujos, comodidades, banalidades, mientras el 46 % de la población mundial vive bajo el umbral de la pobreza extrema. 
3.400 millones de personas NO PUEDEN SATISFACER SUS NECESIDADES BÁSICAS. 
¿Como es posible que hayan 2.208 multimillonarios, con una fortuna media de 4,1 mil millones de dólares y que permitan que más de 25.000 personas mueran debido al hambre y a la pobreza diariamente?
¿Como es posible que la Iglesia posea el segundo tesoro en oro más grande del mundo, posea una gran potencia inmobiliaria, reciba subvenciones, especule en bolsa, posea acciones de las mas grandes empresas, posea VERDADEROS tesoros en arte… mientras mueren de inanición millones de personas al año?
Sinceramente la hipocresía resulta ser hoy en día el culto más practicado por quienes tienen en su mano la facultad de acabar con el hambre y la pobreza. La sociedad actual está en franca decadencia y de no redirigirse camina directamente hacia el cadalso.
Los excesos, la vanidad, el capitalismo, el consumismo, la codicia, la ambición desmedida, priman sobre los valores, la calidad humana, la solidaridad, el RESPETO y la fraternidad. No es cuestión de ideologías políticas o religiosas, es cuestión de carencia de HUMANIDAD.
Parece que todo tiene un precio en este mundo, la vida se ha convertido en una simple transacción, salvaje y depredadora. 
¿Hemos evolucionado como especie? Basta con ver y oír lo que sucede a nuestro alrededor para comprobar que no. Genocidios disimulados, tráfico de personas soslayados, esclavitud encubierta… ¿Porque no se valora la vida de los seres humanos? ¿Nos habremos convertido en depredadores, en aves de rapiña?
A diario mueren personas inocentes, víctimas de guerras, del terrorismo o peor aún, víctimas de la indiferencia de la humanidad. Hemos permitido que la violencia acampe a sus anchas y que extienda libremente sus tentáculos. Vemos con desmedro como la violencia doméstica o de género, como quieran llamarle, acaba con la vida de mujeres, “presas” de sus parejas, mentes enfermas que creen que son simples objetos de su posesión, y creen tener derecho a acabar con sus vidas. 
Violencia en las calles de las ciudades, que se han convertido en verdaderas selvas de cemento, donde reinan narcotraficantes, pistoleros, mafiosos, sicarios, acabando con la vida de quien se les antoje. Inseguridad en las calles que también se traduce en asaltos violentos, violaciones, robos y ríos de sangre.
¿Porque se “permite” este desmadre? Este desastre muchas veces es instigado, ex profeso con el fin de desestabilizar la sociedad. La DIVISIÓN debilita, crea caos y confusión, cuanta más DIVISIÓN exista es posible gobernar mejor. La UNION construye un muro indestructible, algo que no les conviene a ningún gobierno del mundo.
Es en este punto donde hace su aparición el CUARTO PODER, los medios de comunicación, propiedad de los grandes CAPITALISTAS, son quienes “instruyen” a sus periodistas para manipular noticias, informaciones, difundir falsedades, etc.etc. Dado el alcance de los medios de comunicación y el seductor dinero, vemos y oímos aquello que desean que veamos y desde su particular perspectiva, no desde la verdad y la realidad. 
El DINERO y el PODER mal empleados son los responsables de esta situación lastimosa que vive la sociedad actual. ¿No será hora de recuperar la raza humana? ¿No sería conveniente encontrar un punto medio donde se recupere la cordura, la coherencia, el RESPETO y la PAZ?
Tolerancia, entendimiento, diálogo, fraternidad, igualdad, equidad, JUSTICIA… ¿No sería maravilloso poder legarles a nuestros hijos un futuro mejor, promisorio, un mundo más limpido y transparente?
Propiciar un cambio DEPENDE de todos y cada uno de nosotros, desde nuestra posición en la vida. ¡Vale la pena intentarlo! ¿No crees?

A continuación les dejo una breve reseña de la novela “CULTO A SANTA HIPOCRESÍA” que versa sobre el tema del que hoy he escrito.

Reseña del editor

Desde tiempos inmemoriales la sociedad ha destacado por profesar un culto muy especial a la hipocresía. Nuestra sociedad actual ha sido seducida y deslumbrada de manera tal que se ha catequizado rindiendo culto absoluto y unánime a “Santa Hipocresía”.En función de obtener beneficios, réditos o simplemente representar y aprobar con nota el papel de una reputación intachable o buena persona, el ser humano es capaz de cualquier quijotada osada en pro de obtener sus propósitos.”Santa Hipocresía” parece ejerce algún tipo de seducción especial que logra apoderarse de políticos, religiosos, empresarios… Esta novela narra, desde la ficción hechos ocurridos en un “lugar en el mundo”, un país donde la corrupción, el suspenso, la intrigas, traiciones y también el romance, involucra a su monarquía, gobierno y a su iglesia. Intereses que convierten a los personajes en depredadores, capases de cualquier cosa con tal de lograr su objetivo. Ambición, codicia, sed de poder, un peligroso cóctel que puede resultar letal. ¿Es una sátira? ¡Quizás! O quizás simplemente sea la recreación de un cumulo de historias rockambolescas que se acercan peligrosamente a la realidad que vive la sociedad actual.

Anuncios

1 comentario en “¿Somos conscientes de la manipulación de que somos objeto?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu página web en WordPress.com
Empieza ahora
A %d blogueros les gusta esto:
search previous next tag category expand menu location phone mail time cart zoom edit close